#crecidadelebro

2 de enero de 2016

Voluntarios en Navidad de corazón, Gracias.

El Deber Cumplido... ¿Pero tú porque haces eso, y sin cobrar?


En las páginas del Heraldo Domingo del 20 de diciembre de 2015, los compañeros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil Municipal de Zaragoza, Juan Carlos y David, fueron los protagonistas de un artículo realizado por el periodista David Navarro, en relación a esos "amigos invisibles" que restan el tiempo dedicado a sus familias para ayudar a los demás. En comedores, como el de la Parroquia del Carmen, en Zaragoza, escuchando atendiendo llamadas, en el Teléfono de la Esperanza, compartiendo cena en la Casa San Lorenzo, de Huesca junto a los hermanos de la Cruz Blanca, y nuestros compañeros, dando cuenta del cometido que desarrolla la AVPCZgz en estos días tan especiales, sumando entre todos, un imbatible espíritu navideño. 

20151220 Zaragoza - Heraldo de Aragón por David Navarro.-    No hace falta ni responder, tenemos nuestro premio cuando nos vamos a dormir sabiendo que lo haces con el deber cumplido, resume Juan Carlos Sánchez, voluntario de Protección Civil de Bomberos de Zaragoza. Es funcionario del Ayuntamiento, y desde 2008 forma parte del retén que atiende las llamadas del 112. "Puede ser un desmayo en la calle, una pelea, una ayuda a domicilio… Son turnos de festivo y de fin de semana en los que puede pasar cualquier cosa".



El deber cumplido es la recompensa de Sánchez y de su compañero de retén David Gil, también voluntario desde 2008. Porque las noches y festivos son momentos  ingratos y muy tensos. "Sobre todo la Nochevieja. En Nochebuena la gente empieza a salir, pero es la madrugada del Año nuevo cuando más incidentes se producen, casi todos relacionados con el alcohol. Son borracheras que derivan en desmayos o caídas, heridas por cristales rotos, peleas en las que hay que mediar o debemos acudir porque alguien resulta herido…", enumera Gil. Peleas en las que más de una vez han sido agredidos, o conflictos relacionados con el alcohol donde reciben insultos por parte de los ciudadanos. y, aún así, dejan a sus familias en plena celebración navideña y acuden al parque de bomberos para ponerse el uniforme, coger el "walkie" y montarse en coche en el que harán la larga ruta nocturna. Desde las 12 de la noche, y hasta las 8 de la mañana. "Es decir, desde las uvas y hasta el chocolate con churros. Y, entre medio, muchas llamadas del 112", destaca David Gil. componen el retén 20 voluntarios, a los que se suman otros 12 de la unidad ciclista, y unos 50 que forman parte del grupo base de Protección Civil. En total, más de 80 personas que participan en servicios de atención ciudadana dentro del equipo de bomberos. ¿Lo mejor de este voluntariado? "El saber que has podido ayudar en un momento de gran necesidad", resumen. Y en su hoja de servicios queda reflejado el esfuerzo de muchas Nocheviejas: la ayuda realizada a una joven zaragozana que se hizo un profundo corte al caer sobre cristales hace dos años, la visita a domicilio para ayudar a un señor mayor que no podía moverse, o el desfibrilador que salvo la vida de un ciudadano desmayado.

Fotografía: HA - Maite Santonja

No hay comentarios: