#crecidadelebro

24 de marzo de 2016

Miércoles Santo Zaragoza 20160323

Miércoles Santo Zaragoza 20160323.- La AVPCZgz, participo en la noche de ayer (Miércoles Santo) y la madrugada de hoy (Jueves Santo)  junto a La Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores, en la Procesión de los Siete Dolores y del Encuentro, a su paso por la C/ Dolmer y adyacentes (D. Jaime - Mayor -Cisne - Cuéllar - Plaza de La Seo), manteniendo libres en la medida de lo posible las estrechísimas calles mencionadas. Desde sus más que discretas posiciones a no ser por su chaleco naranja, se podría decir que pasaban inadvertidos entremezclados, terceroles, capirotes, voluntarios, imágenes y público congregado para escuchar la predicación pública del V Dolor en la C/. Dolmer - frente a la Real Maestranza que abre sus puertas para protagonizar  un emotivo encuentro con la Cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz que saca su Paso Insignia en señal de respeto, por La Dolorosa. Posteriormente se realizo también un cruce con  la Cofradía del Santísimo Ecce Homo y de Nuestra Señora de las Angustias que procesión igualmente por las calles de detrás del la Seo, bajo la atenta mirada de los trece voluntarios que permanecieron en sus puestos hasta bien entrada la madrugada.


Heraldo de Aragón - J.C. Zaragoza.-  Ni el frío ni el viento evitaron que cientos de fieles se congregaran en el perímetro de la plaza del Pilar para presenciar, un Miércoles Santo más, el Encuentro entre la Virgen de los Dolores y Jesús Camino del Calvario. Instante distinguido en la Semana Santa zaragozana, que se viene celebrando desde 1941. Se acababan de cumplir las 00.30 cuando ambas imágenes -arropadas por los sonidos de los tambores y los bombos- quedaron enfrentadas, para emoción de los presentes.



Junto a la Seo, alrededor de 300 cofrades de la Hermandad de San Joaquín y la Virgen de los Dolores; al otro lado, unos 400 de Jesús Camino del Calvario. Ambas congregaciones habían comenzado a procesionar a las 21.30 -desde San Cayetano y Santa Engracia, respectivamente- para reunirse dos horas y media después en tan bello emplazamiento.



Allí, frente a la Basílica, se produjo el abrazo de dos representantes, como símbolo de unión entre cofradías. Seguidamente, el protagonismo recayó en Jesús con la cruz a cuestas buscando el apoyo de su madre.