#crecidadelebro

24 de marzo de 2015

Exaltación Instrumentos Tradicionales - Zaragoza 2015

Preventivo AVPCZgz - Exaltación de Instrumentos Tradicionales
Semana Santa de Zaragoza 2015

El 14 y el 15 de marzo la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Zaragoza (AVPCZgz), colaboro con la Organización, la Hermandad de Cristo Despojado de sus Vestiduras y Compasión de Nuestra Señora, en el control de accesos, prevención de incidencias y evacuación, dispuesta para el Pabellón Siglo XXI y el Príncipe Felipe, con motivo de la XXII Exaltación de Infantil de Instrumentos Tradicionales y el XL Concurso Exaltación de Instrumentos Tradicionales, en la tarde del sábado y la mañana del domingo en los respectivos pabellones. En ambos actos la AVPCZgz, conto con la participación de un equipo de cinco voluntarios y un vehículo. La asistencia sanitaria corrió a cargo de los compañeros de Cruz Roja con una unidad de soporte asistencial.


Zaragoza - El Periódico de Aragón F.M.H. 20150315.-  Suena a tópico, pero el pabellón Siglo XXI se quedó literalmente pequeño para albergar la Exaltación Infantil de Instrumentos Tradicionales, que ayer alcanzó su XXII edición organizada por la Hermandad de Cristo Despojado de sus Vestiduras y Compasión de Nuestra Señora. Era un comentario generalizado entre los asistentes, asombrados de que el público no solo llenase los asientos sino que tuviera que repartirse de pie por las partes altas del graderío.


Un público fiel que aplaudió a rabiar a los alrededor de 500 jóvenes que desfilaron, tambor y bombo en ristre, con las 18 cofradías participantes. A juzgar por la cantera, la salud de la Semana Santa zaragozana no corre peligro…


El Descendimiento, de hecho, dio la sorpresa de la tarde, al tocar en primicia la marcha conmemorativa del 75 aniversario que la cofradía ha preparado para este año. Lo normal habría sido que fueran los adultos los que la estrenasen en el concurso de hoy, pero los niños tuvieron el honor de tocarla en público por primera vez. Y lo hicieron con calidad, además…


Zaragoza - El Periódico de Aragón 20150316.- La Cofradía del Descendimiento de la Cruz y Lágrimas de Nuestra Señora venció en el XL Concurso de Instrumentos Tradicionales en el preludio a la Semana Santa, con una original marcha que convenció al jurado y al público. Este volvió a llenar buena parte de la grada del pabellón Príncipe Felipe para dar apoyo a los músicos.


El Descendimiento se proclamó vencedor por décima vez en este certamen, que se ha consolidado como una tradición tras 42 años de existencia, y dos menos de ediciones celebradas.


En una mañana de nervios, fervor y percusión, la segunda posición fue para la Real, Pontificia, Antiquísima, Ilustre, Penitencial y Franciscana Hermandad y Cofradía del Señor atado a la Columna y de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor. La Columna se coló en lo que en los últimos años venía siendo una reñida competición entre el Descendimiento y la Dolorosa, ganadora del año pasado. Aunque en la clasificación histórica sigue segunda, con nueve ediciones ganadas, según recogía el blog Pasión en Zaragoza.


La Hermandad de San Joaquín y la Virgen de los Dolores se conformó en esta ocasión con la tercera plaza, aunque con una ejecución muy precisa.


El resto de los puestos de honor fueron, por este orden, para la Real y Calasancia Cofradía del Prendimiento del Señor y el Dolor de la Madre de Dios; la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad y del Santo Sepulcro; la Cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz; la Cofradía de la Coronación de Espinas y la Cofradía de Jesús Camino del Calvario.


El anuncio de los ganadores, pasadas las 14.00 horas, despertó los tradicionales aplausos y nervios, sobre todo en el tramo final, ya que se van desvelando en orden ascendente. No en vano, los cofrades vieron recompensado ayer el trabajo y ensayo que han venido desarrollando desde octubre, en muchos casos, tras largas sesiones para afinar la coordinación y la precisión en las marchas. También era el caso de las cofradías que únicamente participaban en la exaltación, cuyo esfuerzo agradeció el público.


"Hace ilusión verles porque se han esforzado mucho, pero están tan nerviosos que no se les puede ni hablar", explicaba una familiar de uno de los participantes. Aunque no todos los asistentes eran miembros de las agrupaciones, ni siquiera familiares o amigos de los participantes. "Yo vengo todos los años porque me encanta la percusión y te pegas la mañana muy entretenido", aseguraba Diego, moviéndose al ritmo de las marchas.


Con el concurso acabado y celebrado, queda por delante pulir las marchas para su verdadero propósito, las procesiones.